Seguridad Privada en América Latina

La Seguridad Privada antes y post pandemia COVID-19.


Sin dudas el Covid-19 en el mundo vino a dejar un mensaje muy claro a toda la humanidad y a cambiar las perspectivas de todos nada será como antes y nada será como uno piensa en el futuro. Principalmente en el mundo del trabajo será un desafío reconvertir diferentes actividades del presente al post covid -19, desde nuestra organización “SUTCA” - Sindicato Unidos de Trabajadores Custodios y Afines - que representa a los trabajadores de seguridad privada de Argentina vemos todo este marco como una oportunidad y un desafío.

Aportar una nueva visión en la actividad desde el sector de los trabajadores ya que la seguridad privada en Latinoamérica en los últimos años carecía de esta mirada haciendo un análisis objetivo sobre los últimos años debemos tener una mirada amplia, sincera y preguntarnos ¿el crecimiento de la seguridad privada fue por el valor humano del personal de seguridad? ¿Creció la confianza de la sociedad y clientes en las empresas de seguridad y en el personal que contratan? ¿somos una actividad presente en las decisiones políticas de los gobiernos de la región? ¿seguiremos brindando seguridad? estas son solo algunas de las preguntas que desde nuestra organización nos veníamos haciendo hace mucho tiempo atrás y esta pandemia nos obligó a sacar ese borrador con más de 20 preguntas nuevamente para acelerar nuestro proyecto nacional y regional ¿por qué?


Nosotros aproximadamente hace 8 años venimos viendo una caída precipitosa del sector no solo en el mercado, sino también en la parte humana.

Por que creemos que hace mucho tiempo atrás esta actividad debía haber tomado otro rumbo ya que no solo en Argentina sino también en casi toda la región tenemos una actividad muy atrasada en muchas cuestiones puede ser por desidia, cuestiones culturales, miradas extremadamente capitalistas, individualismo, un mercado voraz, diferencias generacionales y la ausencia de la mirada del sector trabajador esto solo por citar algunos motivos y ejemplos.


¿Se hizo todo mal? Sin dudas que No. Muchas cosas positivas se hicieron en el sector principalmente convertirse en unas de las actividades con mayor crecimiento en el mundo, instalarse fuertemente como una de las actividades del futuro en varios países, generar cientos de puestos de trabajos en momentos económicamente críticos en países de la región y así muchos ejemplos más.


¿Pero entonces que falto? Principalmente evolucionar, ser más amplios e integrar la opinión de los trabajadores por que el sector ya tenía todo CEOs, gerentes, cámaras empresariales, congresos internacionales, logística, mercado, abogados y vínculos políticos en algunos casos, pero quedó estancado a pesar de tener todo esto porque justamente no evolucionaron, no fueron amplios ni integradores y no escucharon a los trabajadores.

Nosotros aproximadamente hace 8 años venimos viendo una caída precipitosa del sector no solo en el mercado , sino también en la parte humana; la actividad evolucionó actualmente el panorama es complejo tenemos sueldos en casi en toda la región por debajo de la línea de la pobreza , trabajadores con formación básica y en muchos países sin formación alguna directamente como el caso de ARGENTINA , Clientes que ven a nuestra actividad como un gasto no como una inversión, el crecimiento exponencial de la violencia en inseguridad donde los trabajadores quedan muy expuestos caso BRAZIL, ARGENTINA,COLOMBIA, VENEZUELA y ECUADOR , la caída del valor económico de la actividad , la precarización del sector , la competencia desleal del mercado ,la ausencia de los estado en políticas regulatorias de la actividad , la disgregación de los sindicatos ,en síntesis el desmoronamiento de la actividad en todos sus sectores y con la llegada del covid-19 el aceleramiento de esta situación.

Debemos tener una mirada global, pero entender que el mundo también se va a cerrar en muchos aspectos por eso solidificar y unificar la región va a ser importante como así también llevar estas nuevas metodologías de interlocución a cada país.

Como lo viene mostrando hasta ahora la paralización de muchas actividades golpea de lleno a nuestro actividad actualmente con casi un 40% del sector parado , con el crecimiento del desempleo del sector en las próximas semanas , con la reducción de horas del personal , posibles suspensiones , los cortes de las cadenas de pagos , países con situaciones económicas complejas , la desvalorización de la seguridad privada por cuestiones económicas por parte de los clientes y los estados nacionales sin dudas que el panorama es muy oscuro para la seguridad privada sino evolucionamos e innovamos en carácter urgente no podremos sostener la caída total de nuestra actividad .Pero con todo este panorama en contra si hay algo que cabe destacar es el compromiso contundente de nuestros trabajadores que en casi todos los países del mundo fueron declarados como un “servicio esencial” y actualmente prestan servicio efectivo en muchos establecimientos.(vaya un reconocimiento para todo ellos ).


Ahora las preguntas más importantes ¿Que solución tenemos? o ¿Que proponemos? ¿Qué podremos hacer? Definitivamente podemos hacer muchas cosas para cambiar ya que muchas veces de las peores situaciones casi siempre nacen nuevas oportunidades según desde la óptica que sea visto. Fundamentalmente es no repetir los mismos errores, no seguir con las misma formulas , tener un mirada más amplia , entender que la seguridad es integral , la puesta de los avances tecnológicos sin reemplazar al hombre (deben ser complementos no reemplazos ), nuevas y modernas legislaciones ,concientización a la sociedad del valor humano del sector, del personal ,de las empresas ,de los sindicatos ,generar nuevos ámbitos de discusión y proyección integrados por empresas o cámaras , sindicatos , clientes, representantes del gobierno , de la sociedad y de nuevas organizaciones que cuenten con profesionales abogados ,licenciados en seguridad etc.


Debemos tener una mirada global, pero entender que el mundo también se va a cerrar en muchos aspectos por eso solidificar y unificar la región va a ser importante como así también llevar estas nuevas metodologías de interlocución a cada país. Por cuestiones simples y ahí me remito a una frase del PAPA FRANCISCO En esto nadie se salva solo “esto llevado a nuestra actividad no solo nos referimos a salvar la vida de nuestros trabajadores que obviamente en este contexto es lo más importante, pero también debemos evaluar qué le vamos a ofrecer luego de esta pandemia y sin dudas que si vamos todos divididos no habrá horizonte posible en lo inmediato.


Para este cambio de paradigma debemos tener una mirada mas amplia e integradora es importante tener la opinión de las organizaciones sindicales (autónomas) no porque yo forme parte de una o porque lo haga desde mi posición como dirigente sino por una cuestión objetiva. Nosotros tenemos algo que otros no tienen tenemos la mirada de la realidad diaria, ahí es donde las cosas día a día van cambiando, hasta que llega al escritorio del empresario o del jefe de operaciones pasaron semanas y hasta meses. Esto es objetivo, no es lo mismo la mirada de un General que la mirada de un Teniente Sin dudas uno tiene mas experiencia que otro y una mirada más estratégica pero el otro tiene el “Timing” justo y la realidad diaria en un mundo que ya no es como antes y en esto tiempos modernos son fundamental tener es “timing” para preparar una estrategia de mercado o para prevenir la caída del mismo.


¿a qué me refiero? En la mayoría de los países que cuentan con organizaciones sindicales divididas o pro-empresas, es donde existe la mayor precarización del sector (¿es raro no?)


¿a qué se debe? Simple a esquemas viejos de sociedades estructurales que sistemáticamente priorizaron cuestiones económicas e individúales en vez de las colectivas en pos del crecimiento profesional de la actividad en su conjunto y también podemos agregarle cuestiones generacionales. Los empresarios y algunos sindicatos del sector deben entender lo siguiente por las características de nuestra actividad debemos trabajar mancomunadamente por algo simple, en la mayoría de los países somos una actividad de servicio tercerizado ¿qué significa esto? que, si se cae la actividad, se caen las fuentes de trabajo, se caen los representados y por ende se caen las organizaciones, pero también hay que entender que en este marco trabajar juntos no significa, ser parte, ni ser socios. En cada organización y/o empresa siempre debe haber una mirada crítica, objetiva y autónoma esto ayuda a ver cuestiones que a veces por ser parte, socio o simplemente por no tener la mirada básica de un trabajador no logramos ver. Por esto también lo hacemos como una crítica a nuestro sector sindical creemos que parte de esta evolución de la cual hablamos debemos contemplar lo siguiente:


“De nada sirvió tener una sola organización que tome decisiones por el conjunto de los trabajadores, como tampoco sirvió tener una amplitud de organizaciones dispersadas por todos lados y cuando me refiero que no sirvió hablo en general no les sirvió a los sindicatos principalmente, tampoco a las empresas y mucho menos a los trabajadores y creo que los resultados están a la vista”


Por último, estamos convencidos que a pesar de todo el panorama negativo que tenemos por delante si tenemos una mirada constructiva, objetiva con proyección podemos empezar a refundar esta actividad nuevamente a lo largo ancho de Argentina, Latinoamérica y por qué no del Mundo.


Para todo esto proponemos todo lo nombrado anteriormente pero también crear organizaciones regionales e internacionales con representantes de todos los sectores podemos ser no solo la actividad del futuro, sino también una actividad con decisiones prioritarias en las cuestiones políticas de cada país no por una cuestión de poder sino por una cuestión fundamental que actualmente no tenemos SER VISIBLES para dejar de SER INVISIBLES.


“Convertirnos en una actividad profesional de verdad, honesta, proactiva, integral con previsibilidad donde todos los sectores que la compongan sientan orgullo de verdad y no como estamos actualmente, carentes de identidad con más incertidumbres que certezas. Es fundamental comprender todas estas cuestiones para poder implementar todo el resto a futuro tecnología, la operatividad y todo lo que ya proyectan las empresas y los profesionales del sector, pero entiendan primero el concepto de nuestra posición, una actividad sin espíritu es una actividad vacía y por más discursos futuristas sobre nuestra actividad sino comprendemos todo esto repetiremos la misma historia que hace 40 años atrás “.


Para finalizar dependerá de todos cual es el verdadero rumbo que queremos darle a nuestra actividad entendiendo que un nuevo orden mundial comenzó que va a dejar atrás a muchas ideas que hace siglos vienen rigiendo, esta pandemia desnuda lo mejor y peor de cada uno los que no puedan comprenderlo quedaran estancados en el tiempo:


" ya no funcionara más el capitalismo salvaje , el individualismo absoluto , el egoísmo extremo , la ignorancia hacia el otro ,la desigualdad de los pueblos y pondrá en valor muchas otras características y profesiones que nunca fueron realmente valoradas y sintetizan estas características médicos “la salud” , enfermeros “heroísmo” , policías “seguridad “, el ejército “protección necesaria” , seguridad privada “honestidad y compromiso” ,bomberos” prevención” ,todos los “servicios esenciales solidaridad absoluta” , el estado “la supervivencia de la sociedad” sino entendemos esto estaremos condenados al fracaso como raza.


Este será el desafío de la seguridad privada en Argentina y Latinoamérica después de la pandemia.


*Christian López. Secretario General SUTCA (Sindicato Unidos de Trabajadores Custodios y Afines de la República Argentina).

Av. Carballo 178  - Puerto Norte
Rosario - Argentina
Suscribase a Nuestro boletín