Loss Prevention

Anticipándose a la jugada: ¿Qué es Loss Prevention? Implementar y llevar adelante un programa de Loss Prevention en una organización es una tarea desafiante, que no solo trata de contratar personas, si no de crear una capacidad de utilidad para la organización

¿Cómo planificamos el diseño de nuestros programas y sistemas de seguridad? Tradicionalmente, y dentro del concepto de Security, nos bastaba con emplear las herramientas más conocidas: Realizamos un análisis de riesgos para identificar nuestras vulnerabilidades y amenazas, identificamos posibles escenarios y en base a ellos, disponemos de nuestras medidas como ser guardias de seguridad, sistemas de videovigilancia, de detección de intrusos, barreras físicas y todo otro tipo de herramienta, procedimiento y técnica utilizada para Disuadir, Detectar, Demorar y Detener una amenaza dentro del concepto de protección en profundidad y otras muy buenas estrategias que utilizamos a diario.


Sin embargo el avance de las tecnologías, las constantes necesidad de expansión y la oportuna incorporación de los departamentos de seguridad como actores fundamentales de cualquier organización hacen importante que la toma de decisiones para la ejecución de un determinado curso de acción a la hora de optar por nuevas soluciones de seguridad, sea alimentada por datos procesados, analizados y accionables (que podemos conocer como Inteligencia) para que los procesos de seguridad acompañen al negocio de una manera eficiente y direccionada a atender las necesidades reales, no aparentes.

...si desde Seguridad aprovechamos las bondades del Big Data para: Entender de qué datos disponemos, lograr acceder a ellos para explotarlos y trabajarlos a fines de lograr un entendimiento en tendencias de aquellas cuestiones que hagan a la seguridad, entonces estamos un paso más cerca a realizar un trabajo casi predictivo, que nos permitirá hacer un mejor aprovechamiento de nuestros tiempos y esfuerzos.

Como mencione al comienzo, al idealizar la Seguridad (Security, no safety) como disciplina de formación y trabajo (o como una Ciencia), se suele pensar en un componente táctico y fuertemente reactivo en el sentido de que la Seguridad implementa distintas barreras para afrontar las amenazas de ocurrencia más probables o de mayor frecuencia, trabajando para evitar o disuadir su ocurrencia o disminuyendo su impacto en caso de que ocurran. En este sentido reactivo, decimos que el adversario tiene siempre la ventaja al elegir el Como, Donde y Cuando de su ataque, mientras que, de nuestro lado, solo podemos quedarnos esperando que nuestras barreras sean lo suficientemente buenas para disuadirlo de su acción, o impedirle su éxito.


¿Recuerdan la película Minority Report? En esta, se plantea la posibilidad de que, en un futuro, las fuerzas de seguridad puedan hacer “predicciones” de conducta criminal para actuar antes de que se cometa un delito. Pensémoslo en términos de prevención en el sentido de que, si tuviéramos fuentes de datos lo suficientemente robustas, podríamos analizarlas detalladamente y así tener una lectura anticipada de posibles ocurrencias.


En la realidad no sucede tan fácil, pero podemos acercarnos bastante. El crecimiento exponencial de la información, gracias a las nuevas tecnologías y las expansiones globalizadas de las organizaciones, hacen que tengamos acceso a bancos de datos como nunca habíamos dimensionado. Esto es el conocido Big Data y todas sus herramientas de análisis que son tendencia en estos días. Es decir, las organizaciones generan datos que dejan una huella sobre el comportamiento y la vida de ellas. Si podemos leer y entender los datos, podemos interpretar que está ocurriendo, dónde está ocurriendo y que debemos hacer para mejorar nuestra posición.


Uniendo todo, si desde Seguridad aprovechamos las bondades del Big Data para: Entender de qué datos disponemos, lograr acceder a ellos para explotarlos y trabajarlos a fines de lograr un entendimiento en tendencias de aquellas cuestiones que hagan a la seguridad, entonces estamos un paso más cerca a realizar un trabajo casi predictivo, que nos permitirá hacer un mejor aprovechamiento de nuestros tiempos y esfuerzos donde sea realmente necesario, independientemente de lo que podamos pensar que la organización necesita. Es entonces que no solo estaremos haciendo Seguridad reactiva, si no lo que entendemos como Loss Prevention, o Prevención de Perdida.


La función de un equipo de Loss Prevention se alinea con el concepto que denomino “Data Driven Security”, o “Seguridad Direccionada por Datos”. La idea es que podamos llevar adelante las estrategias y programas de seguridad, (que dentro de lo preventivo suelen tener un gran contenido de subjetividad), en base a un diagnostico objetivo, es decir, sin sesgos previos, y que sea hecho a medida para atender las demandas que la organización requiere.


“Esto no significa que las aptitudes tácticas de Seguridad no sean importantes. Al contrario, es crítico que los colaboradores del equipo conozcan el espectro completo de actividades y opciones de mitigación, sin embargo, en el ambiente de las organizaciones actuales, esto simplemente no es suficiente para asegurar que los negocios entiendan y aprecien la necesidad de implementar un programa de seguridad, y allí es donde nuevas capacidades son necesarias” – Rachelle Loyear, Security Risk IQ.

Implementar y llevar adelante un programa de Loss Prevention en una organización es una tarea desafiante, que no solo trata de contratar personas, si no de crear una capacidad de utilidad para la organización, y que aunque tiene una mayor implementación en las industrias de Retail, Logística y e-commerce, es fácilmente escalable a cualquier tipo de emprendimiento.

Requiere de un equipo dedicado, con variados perfiles profesionales que deben desarrollarse continuamente para adquirir aptitudes necesarias para el trabajo. Un profesional de Loss Prevention debería conocer entre otras cosas:


  • Herramientas de Business Intelligence (BI), que le permitan hacer análisis de perdidas basado en información concreta y no en especulaciones. De esta manera se pueden obtener tendencias en días y horarios de perdidas, lugares dentro de los locales de la organización que tienen un mayor índice de incidente, rutas más peligrosas por tener una frecuencia de robos más alta, así como identificar si existe una relación de personas detrás de todos los eventos de perdida que se analiza y actuar en consecuencia.

  • Conocimientos de Seguridad Física y Electrónica, para el diseño del sistema de seguridad física integral, valiéndose de las barreras perimetrales, los controles de acceso, la instalación y el uso inteligente de la videovigilancia, los sistemas de detección de intrusiones y el monitoreo de todos los sistemas integrados para conseguir: Una alerta temprana y preventiva, así como una herramienta de análisis forense robusta que permita disuadir cualquier intento de hurto o robo así como el apoyo a las operaciones diarias.

  • Tener idoneidad para el desarrollo, entrenamiento y ejecución de los planes de continuidad de las operaciones y recuperación, pudiendo tener una mirada critica de la organización, entender que riesgos son mas probables o que dentro de su baja frecuencia de ocurrencia, puedan tener un mayor impacto (Una de las oportunidades dentro de la pandemia del COVID-19 es que todas las organizaciones van a tomar mayor conciencia de la importancia de planificar para contingencias inesperadas).

  • Project Management o Gestión de proyectos para acompañar todos los pasos en los nuevos desafíos que tome la organización, logrando dar a entender las necesidades de seguridad y como estas son un aporte valioso para la organización.

  • Como llevar adelante y mantener un registro de los distintos procesos de investigación, sumando la necesidad de poder realizar entrevistas sin confrontación en caso de detectarse una oportunidad de dialogar con empleados que puedan haber estado involucrado directa o indirectamente en un incidente.

Entre otras tantas.


Todas estas habilidades se aprenden y existe una amplia gama de ofertas educativas y de organizaciones profesionales que pueden ayudar en la formación y selección para un equipo de Loss Prevention.


Organizaciones como CAPSI ayudan a acercar personas el ámbito público y privado para llegar a mejores soluciones a problemas que plantea este nuevo paradigma. Esta integración es fundamental para Loss Prevention en el sentido que la mayoría de los datos que podemos obtener para realizar nuestros análisis, corresponden a fuentes publicas y abiertas que son alimentadas por Policías, Fuerzas de Seguridad u otros organismos estatales.


CAPSI a su vez brinda excelentes opciones de formación gracias a acuerdos con distinguidas universidades nacionales y regionales.


Elegir profesionales graduados de carreras como ser las Licenciaturas en Seguridad (IUPFA, UM, UTN para mencionar algunas) puede ser visto como la opción más obvia, pero no debemos descuidar otros perfiles que complementen nuestras necesidades como pueden ser las Ingenierías en Sistemas, formaciones en negocios, en administración y el personal proveniente de Fuerzas Armadas o de Seguridad que aporten la experiencia de organización, liderazgo y planificación a nuestro programa.


Sin duda hoy por hoy, las distintas certificaciones internacionales CPP, PSP, PCI y APP de ASIS (American Society For Industrial Security), la CPO de IFPO (International Foundation for Protection Officers) o la CFI de IAI (International Association of Interviewers) por nombrar algunas, son el objetivo que tiene que estar en la mente de todo profesional de Seguridad y Loss Prevention al otorgar un conocimiento técnico unificado y altamente profesionalizado que permite completar el desarrollo constante de un profesional moderno.


Desarrollar un programa de seguridad con enfoque en Loss Prevention es la mejor respuesta para las demandas de las nuevas realidades, aprovechando todas las herramientas que las organizaciones necesitan, brindando capacidades y soluciones que atiendan la dinámica de los negocios actuales, desplegando respuestas de seguridad altamente profesionales donde sea oportuno.


*Pablo Espinosa. Consejero CAPSI. Loss Prevention Sr Analyst en Mercado Libre. Lic. en Seguridad (IUPFA). ASIS Associate Protection Professional (APP). Mestrando Inteligencia Estratégica Nacional (UNLP)

Av. Carballo 178  - Puerto Norte
Rosario - Argentina
Suscribase a Nuestro boletín