El rol de las Fuerzas Armadas, Fuerzas de Seguridad y las Policías: un debate vacío


Kofi Annan sostuvo que, “a largo plazo no puede haber derechos sin seguridad, ni seguridad sin desarrollo sostenible”. Premisa que nuestros representantes no terminarían de incorporar o traducir a los marcos institucionales que conforman nuestra República, y, por otra parte, una sociedad que no logra la construcción de una idea de futuro a largo plazo, lucha contra un pasado oscuro, y adolece de una cultura de Seguridad.

Por estos días, y por iniciativa del poder ejecutivo de la República Argentina, se plantea nuevamente un debate que pone de manifiesto el modelo de seguridad para nuestra Nación en general, la protección de los ciudadanos y como asegurar los activos estratégicos, en particular, elementos que aseguran y constituyen los pilares de supervivencia para un país.

Empero, el debate se diluye solo en el rol de uno de los componentes – FFAA, FFSS y Policías - que el sistema de seguridad posee, o sea, se vacía de contenido, y se constituye en una instancia de interpelación a los elementos que representa el monopolio de la fuerza y la supervivencia de un Estado.

Ante lo cual, desde CAPSI, sostenemos que, en el SXXI, ante nuevos actores que atentan contra la paz, la convivencia y la seguridad, propiciando conflictos a toda escala, hiriendo a los sistemas democráticos y socavando la gobernabilidad, es momento que los representante - en forma racional, sin prejuicios ni mezquindades -, inicien el tratamiento de una Estrategia de Seguridad Nacional.

Estrategia que debe sostenerse desde una visión de responsabilidad compartida – Estado – Sociedad Civil – en donde se integren el sector público, el ámbito privado, las universidades, los centros de pensamiento, y todos los actores que componen nuestra Nación. Es responsabilidad de nuestros representantes asegurar las bases de supervivencia de nuestro país, no solo en la actualidad, sino plantear las bases para las generaciones futuras, preservar las instituciones que nos protegen en caso de conflicto – interno o externo –, y la generación de una cultura de la Seguridad.

En definitiva, el impulso de una Estrategia de Seguridad Nacional, la adecuación de las leyes de Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia, y la construcción de una cultura de Seguridad con visión en el desarrollo, son los caminos para asegurar la supervivencia de nuestro pueblo, fomentar la paz y consolidar a nuestras instituciones.

Consejo Directivo, Argentina, julio de 2018


Av. Carballo 178  - Puerto Norte
Rosario - Argentina
Suscribase a Nuestro boletín