Av. Carballo 178  - Puerto Norte
Rosario - Argentina
Suscribase a Nuestro boletín 

Extinción de Dominio, una herramienta eficaz contra el crimen organizado


El crimen organizado (asociación ilícita en argentina), en su tipo nacional y transnacional, se caracteriza por su fin económico. Fin que se obtiene por medio de una compleja organización y redes de articulación, la utilización de la violencia y su capacidad de penetración y simbiosis con los estamentos del Estado que generan una cultura de corrupción.

Por lo cual, la extinción de dominio se torna una herramienta eficaz y eficiente en la lucha contra estas complejas organizaciones. Eficaz, porque su objetivo esta direccionado directamente a la naturaleza del fenómeno – fin económico – y eficiente, ya que aquellos bienes materiales y económicos regresan a la titularidad del Estado.

Ahora bien, en la actualidad la República Argentina cuenta en su Código Penal con la figura para recuperar las ganancias y los instrumentos del delito cuando se condena a una persona (art. 23, primer párrafo). Además, desde 2011 (ley 26.683), en los delitos contra el orden económico y financieros existe la posibilidad de decomisar bienes antes de la condena (art 23 CP, párrafo séptimo). Empero, son muy pocos los casos que se conocen en los cuales se hayan decomisado bienes sin que exista una condena penal, en donde correspondería un llamado de Atención al Poder Judicial.

Por otra parte, la iniciativa original de ley de extinción de dominio, permitía aplicarla a bienes vinculados con cualquier actividad delictiva, sin embargo, durante el tratamiento en la Cámara de Diputados, esto se redujo a un catálogo de delitos vinculados con la narcocriminalidad, el terrorismo, la trata de personas, la corrupción, el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, decisión que correspondería un llamado de Atención a los legisladores. La lucha debe establecerse contra toda actividad criminal, la evidencia nos enseña que estas complejas organizaciones tienen la capacidad y la propiedad de plasticidad para adecuarse a los marcos normativos, cuando estos son restringidos. Ante lo cual, desde CAPSI creemos que es momento de responsabilidad institucional, de cumplimiento de promesas electorales, de respuestas a una sociedad que implora que la lucha contra el crimen y la corrupción sea una política de Estado, es momento de demostrar que el camino es la ley y la transparencia, es momento de recuperar los bienes y recursos de estas organizaciones acumulan en desmedro de los ciudadanos honestos, es momento de demostrar que madures institucional y racionalidad personal – por parte de nuestros legisladores – es momento de que los recursos productos de acciones ilícitas regresen a la sociedad por medio de políticas transparentes y eficientes.

Concejo Directivo. Argentina, julio 2018