Seguridad Integrada, un nuevo paradigma.


El mundo ha entrado en un período de cámbios vertiginosos que impactarán en todos los ordenes de la vida cotidiana de sus habitantes. El paso acelerado de innovaciones disruptivas como la Inteligencia Artificial, biotecnología, Internet de las cosas, entre otras, están introduciendo nuevos riesgos cuyos alcances aún no han sido totalmente valorados o cuantificados. Por el lado social, podríamos sumarle tendencias como el incremento de la polarización y la disparidad en el ingreso y las riquezas, las grandes crisis fiscales de los gobiernos, migraciones involuntarias masivas, y la aparición de profundas inestabilidades sociales en muchos paises. Además, no podríamos, o mejor dicho no deberíamos dejar de mencionar, el fracaso incesante de los gobiernos para mitigar el cámbio climático, y por consiguiente sus efectos, que cada día se hacen más presentes en todas las latitudes. Ya no hay en el mundo regiones excluidas de potenciales desastres climáticos.

Basados en esta breve introducción, podríamos fácilmente inducir que el mundo esta en una dirección clara hacia una distopía como las que solemos ver en los clásicos del cine de Hollywood, donde los protagonistas sobreviven en ciudades arrasadas o semi-destruídas, y sufren amenazas constantes de todo tipo, desde robots inteligentes hasta eventos climáticos extremos. La realidad es que no podemos concluir que esto vaya a ser así, pero es claramente una posibilidad.

Ahora bien, sin llegar a una distopía extrema, podemos tener la certeza que todos estos cámbios que están golpeando la puerta para entrar, van a impactar de lleno en el nivel de riesgo de nuestra sociedad, y sobre todo van a desafiar fuertemente a la gestión de Seguridad, tanto en el sector público como privado. Las sociedades caóticas han sido, y serán siempre, el escenario ideal para la proliferación del crímen organizado (y del desorganizado también), quiénes además van a contar con nuevas herramientas y tecnologías para cometer actos ilícitos de todo tipo. Recordemos que históricamente, todos los avances de la ciencia y la tecnología son utilizados tanto para hacer el bien como para el mal, por lo que no podemos dudar que así continuará,

La pregunta clave entonces es... ¿Cómo nos estamos preparando como sociedad para afrontar estos nuevos riesgos?

Mi respuesta sería que estamos muy poco preparados. Hoy todos los esfuerzos en seguridad existentes en nuestra sociedad se encuentran muy fragmentados, carentes de estratégia y visión a largo plazo. El sector privado hace esfuerzos individuales para proteger sus activos, y en algunos casos también a sus colaboradores, pero rara vez extrapolan sus perímetros. Los estados por otra parte tienen una visión un tanto miope de la seguridad, y si bien le dán la relevancia que se merece, intentan resolver los problemas de seguridad con una impronta política y anticuada, que tal vez dió resultados en el pasado, pero que sin duda se quedará muy corta para hacer frente este nuevo coctél de riesgos globales que se avecina.

No quiero ser agorero ni tremendista con este artículo, pero como dijo Charles Darwin alguna vez, "Las especies necesitan adaptarse y cambiar si quieren sobrevivir. Aquellas especies que cambian, sobreviven y prosperan; las que permanecen en el mismo estado, se extinguen…" .

#Seguridad #Seguridadintegrada #Riesgos #PabloCorrenti

Av. Carballo 178  - Puerto Norte
Rosario - Argentina
Suscribase a Nuestro boletín